Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

jueves, 3 de julio de 2014

Caballero Negro


El caballero negro parece ser el mismo Diablo. Dicen que cuando la mala suerte rodeaba a algunas personas o por razones de la vida un hombre se desesperaba, a veces invocaban al diablo en busca de ayuda, y entonces, sin esperar, se formaba un remolino espeso y aparecía un jinete, muy elegante, en un poderoso caballo, con monturas relucientes y una gran capa.

 Su negocio era comprar almas, y otorgaba algunos deseos a quien lo invocara a cambio de la suya. Cuentan que él ofrecía dinero, mujeres, suerte, futuro para los hijos y riquezas a cambio de ello. 
El caballero daba siete años a sus clientes para que disfrutaran de todo lo que el ofrecía y al cabo de los siete años venía para llevarse el alma que había comprado. 

Entonces, algunos dueños de haciendas que presubiblemente habían hecho tal trato con el caballero negro, de repente desaparecían y tiempo después algunos aparecían en los potreros, muertos, y en su interior nada más que zacate, pasto o forraje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario