Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

jueves, 11 de febrero de 2016

La Mano de Oro

En el Valle del Jerte hay relatos sobre una misteriosa mano poderosa que puede realizar cosas horribles.

ESta mano estas hecha de oro capaz de matar piaras de ganado dejándoles una marca como hecha a fuego de una mano en el lomo.


Dicha mano puede desatar demasiada  codicia sobre los ganaderos que al descubrirla convierte un tiempo más tarde en horror provocando mucha locura en la cabeza de cada ganadero una vez que la mano realiza sus fechorías.

El Gruñu

Este es  un ser tiene aspecto horrible y demoníaco, de vestimenta oscura y voz cavernosa, que habita en las cuevas del Valle del Jerte.


Pocas veces se los puede observar ya que es difícil verlo, ya que sólo merodea fuera de su guarida por las noches cuando es difícil distinguirlo debido a su aspecto oscuro. 

Maldice y aoja a los caminantes nocturnos que pasan cerca de él, lo cual se traduce en un cambio de carácter de la persona poseída por la voluntad del Gruñu.  

El Zamparron

Entre estas criaturas habría que mencionar al monstruo mitológico hallado entre otros sitios en el Valle del Jerte, con equivalentes castellanos y asturianos (Tragaldabas o Zamparrampa), llamado Zamparrón, un ser de aspecto desagradable, cuerpo deforme de forma indefinida acomodada a las circunstancias, de tamaño mediano, cara repulsiva y voz gutural, especialmente caracterizado por su gran voracidad.


Su cuerpo posee el don de la elasticidad, con capacidad de estirarse o encogerse para colarse por cualquier rendija pudiendo de esta forma penetrar en un hogar y devorar todo lo que encuentre en él. 

Como carece de dientes, succiona y traga todo lo que engulle sin masticarlo, incluyendo seres humanos. 

Su estómago no se llena nunca, ya que también es elástico y se expande a medida que entra en él todo lo que el Zamparrón devora.

martes, 9 de febrero de 2016

El Machu Lanú

También llamado "el Lanú" a secas. 

Se trata de una misteriosa criatura mitológica hurdana con cuerpo de macho cabrío, voz humana cavernosa y rostro humano (aunque deforme), provisto de cuernos, de complexión corpulenta y que camina de forma bípeda.

Antes de aparecer suele levantarse un ligero vendaval. 

Uno de los hurdanos que supuestamente tuvo encuentros con él fue el zajoril “Ti' Usebiu” pocos años antes de morir.


Aparte de esta visión siniestra del personaje, también está la festiva. 

El Machu lanú como disfraz, que figura como uno de los personajes del carnaval hurdano.

Moras y encantadas

En lo que respecta a los seres feéricos, por toda Extremadura se suele hablar de las moras (como en Galicia, la Meseta en general, Murcia o Aragón, que no tienen mucho que ver con las moras históricas) o de encantás o encantadas (como en la Meseta o en Asturias occidental).

No se diferencian mucho de las encontradas en otros puntos de la península, incluyendo las xanes de Asturias central, de manera que se les supone mujeres de singular belleza que, debido a algún hechizo o maldición, adquieren poderes y características sobrenaturales, y que habitan en castillos abandonados, orillas de fuentes, charcos o arroyos, pasando el día peinando sus largos cabellos esperando que acuda algún galán a desencantarlas. A menudo se las asocia a tesoros reservados para el que logre desencantarlas, como las mouras gallegas o las ayalgas asturianas. A veces sólo se dejan ver por algún paraje en determinada fecha del año. No seguir las condiciones pertinentes para desencantarlas puede traer consecuencias fatales.

Respecto a las encantadas asociadas a fuentes, es recurrente en la Alta Extremadura el relato sobre el descubrimiento en una fuente de una cadena de oro a la que no se le ve el fin, seguida de la desaparición de dicha cadena al cortar un pedazo de ella para guardárselo y el posterior murmurar de una voz en la fuente lamentándose por haber perdido para siempre la posibilidad del desencantamiento.

Las encantadas no siempre aparecen como seres benévolos. También es común por Las Hurdes la historia sobre una misteriosa tienda de baratijas atendida por una mora que aparece mágicamente en un lugar encantado durante la hora anterior a la medianoche. La mora sólo es desencantada si a la pregunta de cuál es el mejor objeto de la tienda se responde que es la propia mora. Los que responden que son las tijeras de oro o los afilados cuchillos son muertos vengativamente con esos mismos instrumentos. A veces se sustituye a la mora dueña de la tienda en la leyenda por una jáncana. Historias parecidas, con tienda y tijeras amenazantes, existen también en Galicia.


La Genti de Muerti

También llamada el Corteju de Genti de Muerti o Cortejo de Gente de Muerte. En las Hurdes, se trata de la aparición de dos jinetes, un hombre y una mujer ancianos, montados en un caballo, que acaban desapareciendo en medio del galope de la misma forma misteriosa como aparecieron.


A la pregunta de quiénes son siempre responden con voz lúgubre “Genti de Muerti”. 

Varía la descripción de los jinetes, pero una descripción típica cuenta que irían vestidos con un faldón que les tapa las piernas, que tienen cara muy pálida, ojos en blanco y manos huesudas sujetando las riendas. Van en busca del alma de alguien que va a fallecer la noche de la aparición.

domingo, 7 de febrero de 2016

La Chancalaera

Este ser de la mitología hurdana parece estar relacionado con la Serrana de la Vera, a juzgar por el paralelismo de algún romance que la menciona, donde aparece también como acosadora de hombres, con ciertas versiones del romance de la Serrana. Se la describe como una hembra grande, hábil y atractiva, ducha en la caza y de una fuerza sobrehumana.

Una gruta en pie del Pico de las Corujas es descrita como una morada suya. Puede transformarse en anciana de apariencia indefensa, o en animal, incluso en ave. Posee el don de poder dar zancadas de tal longitud que le permiten cruzar (“achancal” en alto extremeño, de ahí su nombre) ríos enteros de un solo paso, lo que dificulta el poder huir de ella, característica que también es adscrita a la Serrana de la Vera.

También se la utiliza como asustadora, afirmándose que entra a las casas donde oyen a los niños llorar para llevárselos y comérselos asados. Lo cual es una advertencia para los niños hurdanos llorones.

Teme al Entiznáu y trata de evitarlo.