Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

viernes, 3 de enero de 2014

¿La Luna de Júpiter que puede albergar vida en su interior?

Una información dada a conocer este jueves por The Daily Mail informa que los científicos del Instituto Tecnológico de California (Caltech), en colaboración con el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, han encontrado la mayor evidencia hallada hasta ahora de que el agua salada del vasto océano subterráneo de la luna de Júpiter, Europa, no está aislado, sino que está en contacto con la superficie helada e, incluso, intercambian productos químicos.

La composición de Europa es parecida a la de los planetas interiores del Sistema Solar. Está compuesta principalmente por rocas silíceas y tiene una capa externa de agua de unos 100 kilómetros de espesor, parte como hielo en la corteza, parte en forma de océano líquido bajo el hielo. Las nuevas tecnologías han identificado de manera definitiva una característica espectroscópica en la superficie de la luna que indica la presencia de una sal de sulfato de magnesio, un mineral llamado epsomita, que sólo podría originarse en el océano. "El magnesio no debe estar en la superficie de Europa, a menos que llegue desde el océano, lo que quiere decir que el agua del océano sube a la superficie y los elementos de la superficie, presumiblemente acaban en el agua del océano", ha explicado uno de los autores del trabajo, Mike Brown.

El científico ha indicado que "este hallazgo significa que la energía que podría estar pasando al océano, lo cual es importante en términos de las posibilidades de vida allí". "La superficie de hielo de Europa supone ahora una ventana a un océano potencialmente habitable", ha insistido. En este sentido, ha apuntado que significa que si "se quiere saber lo que hay en el océano, se puede ir a la superficie y raspar un poco". Los resultados, publicados en The Astronomical Journal, se obtuvieron a partir de una espectroscopia del Observatorio Keck (Hawai), que opera con los telescopios más grandes y científicamente más productivos del planeta.

Tiene diez metros y está equipado con óptica adaptativa (AO) para ajustar el efecto borroso de la atmósfera terrestre, así como el Espectrógrafo Infrarrojo de Campo Integral (OSIRIS), que, según han explicado los expertos, capta detalles que no fueron capaces de alcanzar los telescopios de la misión Galileo de la NASA, que fue enviada a estudiar Júpiter y sus lunas entre 1989-2003.Desde los días de la misión Galileo, cuando la nave espacial mostró que Europa estaba cubierta de una capa de hielo, los científicos han debatido sobre la composición de la superficie de Europa. El espectrómetro de infrarrojos a bordo de Galileo no fue capaz de proporcionar la precisión necesaria para identificar definitivamente algunos de los materiales presentes en la superficie.


Si bien debido a los recortes presupuestales, la NASA no tiene previsto visitar el satélite en un futuro cercano, bien podría participar de la misión de la Agencia espacial europea (ESA) hacia Júpiter y sus lunas, bautizada “Jupiter Icy Moon Explorer” , adonde deberían llegar hacia 2030. Si existe vida en el fondo de los océanos de la Tierra la cual se desarrolla en condiciones extremas, imposible para el ser humano, ¿porque no puede ocurrir lo mismo en Europa del cual se sabe que tiene un inmenso lago subterráneo? Venga ya, me parece que en vez de destinar miles de millones en la fabricación de armas de destrucción masiva, bien podría ser derivada a la investigación científica con el objetivo de descubrir los secretos que esconde nuestro universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario