Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

sábado, 7 de diciembre de 2013

Fantasmas en Buenos Aires



Carlos Gardel ha sido uno de los grandes mitos de la historia de Argentina, y el símbolo de una cultura, la del tango, la de la pasión desbordada en movimientos imposibles, la de la danza llevada al arte, la de la palabra hecha poesía. Carlos Gardel fue una leyenda que traspasó los límites de Buenos Aires, y como tal leyenda, no sólo su voz ha vivido en el paso de los tiempos.

El mercado del Abasto es uno de los lugares más conocido en Buenos Aires. Situado en la calle Corrientes, se construyó a finales del siglo XIX y hoy día es el shopping center más grande de la ciudad. Dentro, uno de sus patios está dedicado al mítico tanguero Carlos Gardel quien durante un tiempo estuvo trabajando allí. Tras su muerte, varios son los que han dicho haber visto su fantasma paseándose por el mercado, e incluso hay algunas grabaciones de las cámaras de seguridad que registran una presencia extraña.

Muy cerca se encuentra la línea A del metro, la más antigua y pintoresca, que baja de la Avenida Rivadavia. Entre las estaciones Pasco y Alberti, por un momento, las luces del vagón pierden su intensidad. La mirada se dirige hacia las ventanillas para mirar al exterior, justo en el momento en que vemos un extraño hueco de lo que pudo haber sido una estación que se quedó a medio construir. Es en esa estación “fantasma” donde de repente se nos aparece la eterna figura de dos fantasmas, vestidos de obreros de aquella época de principios del siglo XX cuando se excavaron los túneles de esa línea, y que al parecer, murieron durante su construcción.

Cerca de la Avenida Rivadavia, en el parque Lezica se aparece también el fantasma de una planchadora que dicen lo hace con la plancha en una mano y su cabeza en la otra, y es que la desdichada mujer murió en la zona, decapitada por su novio.

Pero quizás uno de los fantasmas de Buenos Aires más conocido sea el de Clementina y sus duendes. La “Torre Fantasma” que está en el popular barrio de la Boca tuvo una peculiar inquilina que dicen las lenguas que vivía junto a tres duendes. Aún hoy día, dicen que Clementina sigue habitando aquella torre, y apareciendo por sus calles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario