Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 3 de noviembre de 2013

La Triste Historia de Piramo y Tisbe.

Esta historia fue parodiada por el mismísimo Shakespeare en El sueño de una noche de verano. Piramo y Tisbe eran dos jóvenes que vivían en casas contiguas. Crecieron juntos y la amistad derivo en un amor muy intenso, pero sus padres, para que nosotros los lectores no nos quedemos sin estas tragedias, lo prohibían sin razón aparente. 

Sus habitaciones estaban separadas solo por una pared y noche tras noche declaraban su amor y su pena. Como era de esperarse luego de un tiempo Piramo convenció a Tisbe a escapar y vivir su romance en paz. Aquella noche se encontrarían en una construcción muy conocida fuera de los limites de Babilonia (que era donde vivían) llamada la Tumba de Ninus. Tisbe llego temprano vistiendo un velo tal y como había convenido con su amado. 


Mientras lo esperaba diviso a una leona que se acercaba al arroyo que cruzaba la tumba a saciar la sed que una matanza reciente le había dejado, así como también a lavar sus mandíbulas cubiertas de la sangre de sus victimas. La joven se apresuro a esconderse y en su apuro perdió el velo que la cubría. La felina luego de beber el agua vio el velo y (para que esta historia tenga sentido) lo desgarro con sus dientes. 


Piramo llego unos instantes después y al ver la prenda destrozada y cubierta de sangre entendió que su amada había sido muerta por alguna fiera salvaje. Preso de una tristeza insondable y culpándose por aquella tragedia decidió quitarse la vida. Tisbe que aun se encontraba escondida salio de su refugio temerosa de que su amado creyera que ella había faltado a su encuentro, pero al verlo y entender lo que había pasado, tomo la misma resolución que Piramo, ya que si no podían estar juntos en vida al menos compartirían la muerte. La sangre de los jóvenes penetro en un árbol contiguo tiñendo de color morado sus frutos que a partir de ahí recibieron el nombre de moras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario