Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

¿Qué es el Pecado?


Dios odia el pecado. El dice que nuestros pecados nos separan de El. Que aquellos que pecan ganan su paga-muerte. Mas, ¿qué quiere decir eso? ¿Simplemente qué es el pecado? ¿Acaso la Biblia nos da una definición clara acerca de esto? Ahora usted puede saber.
La Biblia dice que usted tiene algo en comun con todos los hombres, mujeres y niños que han existido: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Rom. 3:23). La Biblia también dice que cuando (no que si acaso) usted peca, usted automaticamente merece la penalidad de la muerte (Rom. 6:23).

¿Pero qué es el pecado-y qué ha hecho usted para ganarse la muerte?

Dios dice que sus pecados lo han separado de El (Isa.59:1-2). El no puede oir sus oraciones, El no le puede hablar a usted a traves de Su Palabra, a no ser que usted primero se arrepienta-cambie su vida-del camino del pecado.

¿Pero qué es el pecado-qué ha hecho usted para separarse de Dios?

Hasta las personas que nunca han abierto una Biblia están familiarizados con Juan 3, versiculo 16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” La mayoria entienden que Dios voluntariamente permitió que Jesucristo sufriera arresto, falsa acusación, humillaciones, y perdurar torturas brutales y ejecución publica-sacrificio-todo esto para que Su sangre derramada pagara la penalidad de muerte, que cada uno de nosotros nos hemos ganado. En otras palabras, ¡Cristo tuvo que morir por los pecados de todos los seres humanos-incluyendolo a usted!

Una vez mas, ¿exactamente qué es el pecado-qué ha hecho usted para sentenciar a Cristo a la muerte?

Cuando uno de los principales estadistas Americanos fue sorprendido en un escandalo sexual, sus defensores trataron de excusar su acción. Ellos parafrasearon a Cristo, en Juan 8:7, diciendo, “El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra.”

Actualmente, El le estaba hablando a los escribas y Fariseos, que habian traido a El a una mujer que ellos habian sorprendido cometiendo adulterio. Tratando de probarlo a El, ellos querian ver si Cristo la condenaria o no, a ser apedreada de acuerdo a la ley del Antiguo Testamento.

La mayoria de las personas que citan a Juan 8:7 lo hacen con razón de justificar malas acciones. Pero ellos fracasan en leer el resto del versiculo: “Pero ellos, [los escribas y los Fariseos] al oir esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno Señor. Ni Yo te condeno; vete, y no peques más” (vs. 9-11).

Esto es importante. Cristo le ordenó que parara de pecar-¿pero qué quiso decir El?

La Definición de la Biblia
Muchos lideres religiosos enseñan que Cristo murio por nuestros pecados. Ellos enseñan que Su sangre derramada nos limpia de los pecados. Ellos predican acerca de haber sido libertados de la esclavitud del pecado. Ellos predican de la liberación de mantener las leyes de Dios. Pero se ha fijado usted que ellos nunca definen lo que es el pecado-que ellos nunca retan a las personas a mirar en sus Biblias a ver, ¿cómo define Dios al pecado?

Si lo hicieran, ellos tuvieran entonces que decirle que leyeran I Juan 3:4, donde el Apóstol Juan escribió, “Todo aquel que comete pecado, infringe [rompe] también la ley; pues el pecado es infracción [quebrantamiento] de la ley.” Cuando usted peca, usted rompe la ley.

Pero, ¿qué ley?

El Apóstol Pablo escribió, “¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley” (Rom. 7:7). La ley de Dios revela el pecado.

¿Pero acerca de qué ley estaba Pablo escribiendo?

“…porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No CODICIARÁS” (el mismo versiculo). Este es el Decimo Mandamiento, encontrado en Exodos 20:17 y Deutoronomio 5:21. La ley a la que Pablo y Juan se refirieron eran los Diez Mandamientos. Ambos apóstoles enseñaron que cuando usted los quebranta, usted peca.

Juan también escribió, en I Juan 5:17, “Toda injusticia es pecado.” Como los mandamientos de Dios son justicia (Sal. 119:172), entonces injusticia-pecado-debe ser lo opuesto. Es romper los mandamientos de Dios.

El Apóstol Santiago amplió más en esto. El enseñó que “cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere [pecar] en un punto, se hace culpable de todos. Porque El dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley [un quebrantador]” (Santiago. 2:10-11). Santiago se refiere a los Diez Mandamientos.

Aunque es posible para las personas el vivir una vida sin fisicamente cometer homicidio, o adulterio, o robar, o mentir, no obstante, todos han pecado. ¿Cómo puede ser eso? Porque aunque obedecemos la ley al pie de la letra, podemos estar rompiendo el espíritu de la ley-y esto también es pecado.

Pablo, diciendo que la ley es “santa, y el mandamiento santo, justo y bueno,” también enseñó “que la ley es espiritual” (Rom. 7:12, 14).

Cristo magnificó y amplió la letra de la ley, revelando su intención espiritual. “Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero Yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón” (Mat. 5:27-28).

El pecado comienza en la mente. ¡Lo que usted piense será eventualmente lo que usted hace (Pro. 23:7)! “Pero lo que sale de la boca, del corazón [mente] sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios [Sexto Mandamiento], adulterios [Séptimo Mandamiento], fornicaciones, hurtos [Octavo Mandamiento], falsos testimonios [Noveno Mandamiento], blasfemias [Tercer Mandamiento]: Estas son las cosas que contaminan al hombre” Mat. 15:27-28).

Santiago 1:14-15 demuestra que cuando los hombres entretienen malos pensamientos, ellos eventualmente producirán malas acciones. “Pero todo hombre es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte [la paga del pecado].”

Por ejemplo, todas las guerras, toda batalla, toda pelea a traves de la historia han ocurrido porque los hombres han codiciado algo que no les pertenecia. Y porque los hombres han fracasado en controlar sus deceos carnales, vivimos en un mundo destrozado por dolores, sufrimientos y angustias de la guerra (Santiago 4:1-2).

Ejemplo de Codicia Concibiendo Pecado
La Biblia tiene grabada una historia, que es el ejemplo trágico de como el pensamiento de la codicia en un hombre concibió pecado-infracción de la ley-y le nació la muerte. Ese hombre era el Rey David.

Una primavera al caer la tarde, mientras que David se paseaba sobre el terrado de la casa real, el vio a una mujer que se bañaba desnuda (II Sam. 11:2). En vez de mirar a otra parte, y poner esa imagen fuera de su mente, el se quedó mirandola a ella. El le permitió a su mente entretener malos pensamientos-David rompió el Décimo Mandamiento.

Este pecado lo envió a el a preguntar por ella (vs. 3). El descubrió que ella era Betsabé, la mujer de Urías, uno de sus sirvientes más fieles. Pero esto no detuvo a David de cometer adulterio con ella (vs. 4), rompiendo el Séptimo Mandamiento. David también rompió el Octavo Mandamiento cogiendo lo que no le pertenecia a el-la esposa de Urías.

Este pecado tuvo por resultado a que David y Betsabé concibieran un hijo ilegitimo (vs. 5). Tratando de encubrir el embarazo, David trató de engañar a Urias, que habia estado lejos en batallas, pelendo fielmente por su rey. Llamandolo del frente de guerra, David trató de engañar a Urías convenciendolo a que durmiera con Betsabé, para que Urías pensara que la criatura por nacer era de el (vs. 6-13). Estas acciones rompieron el principio del Noveno Mandamiento.

Cuando Urías rehusó dormir con ella, la montaña de pecados de David lo conducierón hasta el punto de husar a sus enemigos para que mataran a Urías (vs.14-17)-y así rompiendo el Sexto Mandamiento.

Lo que habia comenzado con malos pensamientos pronto se convirtió en muchos pecados-infracción de la ley-y eventualmente causó homicidio. El pecado siempre crece y se empeora.

Dios Odia el Pecado-Infracción de la Ley
Eventualmente, David se arrepintió. El llegó a ver sus pecados en la forma que Dios los vió-como una terrible infracción de la ley-iniquidad. Por eso es que David escribió, en Salmos 5:4-5, “Porque Tú no eres un Dios que se complace en la maldad; El malo no habitará junto a Ti. Los insensatos no estarán delante de Tus ojos; Aborreces a todos los que hacen iniquidad [pecado].”

Después que Dios liberó a los Israelitas de la esclavitud, alimentó, protegió,y les proporcionó, les dió la Tierra Prometida, y peleó sus batallas por ellos, y ellos continuarón pecando-para romper Sus mandamientos. “Pero ellos tentaron y enojaron al Dios Altísimo, y no guardaron Sus testimonios; Sino que se volvieron y se rebelaron como sus padres; Se volvieron como arco engañoso. Le enojaron con sus lugares altos, y le provocaron a celo con sus imágenes de talla. Lo oyó Dios y se enojó, y en gran manera aborreció a Israel” (Sal. 78:56-59). ¡Dios no puede, ni tampoco, tolerara el pecado ni a los que lo practican! El nunca permitiria a esa clase de persona en Su reino.

Salomon, el hijo de David, escribió en Proverbios 15:26, “Los pensamientos del malo son abominación al ETERNO.” Esto es porque Dios sabe que, si no se eliminan, los malos pensamientos siempre producen malas acciones, como en Jeremias 44: “Y no pudo soportarlo más el ETERNO, a causa de la maldad de vuestras obras, a causa de las abominaciones que habíais cometido…porque pecasteis contra el ETERNO, y no obedecisteis a la voz del ETERNO, ni anduvisteis en Su ley ni en Sus estatutos ni en Sus testimonios…” (vs. 22-23).

Pecado-rompiendo la ley espíritual de Dios-nos aleja de Dios. “Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros Su rostro para no oír” (Isa. 59:2). Y Jeremias escribió, “Vuestras iniquidades han impedido estas cosas, y vuestros pecados apartaron de vosotros cosas buenas” (vs. 5:25).

Cuando Dios usó Su profeta, Natán, a confrontar a David, David le rogó a Dios “No me eches lejos de Tu presencia” (Sal. 51:11). El reconoció su transgresión-su infracción-a Dios, diciendo, “mi pecado está siempre delante de mí. Contra Ti, contra Ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de Tus ojos; Para que seas reconocido justo en Tu palabra, y tenido por puro en Tu juicio” (Sal. 51:3-4). David le imploró a Dios “borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado…Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve. Esconde Tu rostro de mis pecados, y borra todas mis maldades. Crea en mi, oh Dios, un corazón limpio” (vs. 1-2, 7, 9-10).

Dios oyó y perdonó.

Lo Que Significa Pecar-Romper la Ley
Cuando la Biblia dice, “Porque todos han pecado,” quiere decir que todo el mundo ha quebrantado la ley de Dios. Cuando dice, “la paga del pecado es muerte,” quiere decir que al usted romper la ley automaticamente se ganó la penalidad de la muerte. Cuando Dios dice que sus pecados lo separan de El, El está hablando de usted quebrantando Sus leyes.

¡Pecado es la Infracción de la ley de Dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario