Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Marco Polo


Era hijo de una familia patricia de origen dálmata, residente en Venecia. Su padre Nicolo y su tío Maffeo Polo tenían una factoría en Crimea y sostenían buenas relaciones comerciales con los soberanos mogoles del Volga y del Asia Occidental. Entre 1260 y 1265 los hermanos Polo fueron unos de tantos comerciantes europeos que se beneficiaron de la afición de los kanes mogoles por las cosas extranjeras, para llegar, así, hasta Kambalugh ( la actual ciudad de Pekín), donde residía el Gran Kan Kublai.

Kublai-Kan:

Cuarto descendiente de Gengis Kan y emperador de China, soberano del estado de Yuan. Kublai-Kan era indudablemente el más culto, el más tolerante y el más agradable de todos los príncipes mogoles; era budista, había adoptado la cultura china y la había impuesto a sus súbditos; fue gran propugnador de las artes y de las ciencias y buscó el consejo de los sabios persas, árabes, chinos y europeos para todos los asuntos espirituales y administrativos. Su capital era una magnífica metrópoli. Kublai-Kan no se impresionó por el cristianismo.

"Volved junto a vuestro papa y pedirle en mi nombre que mande cien hombres bien enterados de vuestros principios para poderse enfrentar con los budistas. Que demuestren su poder venciendo a los sacerdotes budistas y poniendo de manifiesto que también disponen de fuerzas sobrenaturales. Si me dan este testimonio, me haré bautizar".

Viaje en compañía de Marco (1271-1295):

En 1271 Marco, Niccolo y Maffeo Polo se ponían en camino hacia el que seria uno de los viajes mas largos a través de Oriente. Los dos monjes que se unieron a la expedición desertaron al llegar a Armenia.

Marcharon hacia la ciudad de Isus, desde la pequeña Armenia hacia la Gran Armenia. Después de la Georgia y el celebre Desfiladero de Cuatro Leguas situado entre el Cáucaso y el Mar Caspio, descendieron hacia el reino de Mosul, la ciudad situada en la margen derecha del Tigris, y a Bagdad. Aparecen en Tauris y se encaminan hacia el sur, hasta Yezd, la ciudad mas oriental de Persia. Alcanzan Kirman y después de cinco días entran en la llanura de Formosa y, luego en las playas del Golfo Pérsico y la ciudad de Ormuz. Atravesaron dos desiertos para llegar a Tonocain y a las regiones pobladas de traficantes y leones para ingresar en el territorio montañoso de Balacian. Hacia el norte y luego de 12 días, encontraron el territorio de Vaccan, y necesitaron otros 40 de penosa marcha para entrar en la provincia de Caschgar, transitando entre las provincias situadas entre el Altai y el Himalaya. Luego de un mes pudieron cruzar el desierto de Gobi y descansar en la provincia china de Tangut, tocando la ciudad de Cha-Tcheu, en el limite occidental del imperio chino. Caminaron 40 días por un desierto sin albergues ni pastos, solo para ver la ciudad tártara de Karakorum. Los 3 viajeros en la corte de Kublai Kan, cuando alcanzaban la actual Chang-tu, el viaje llegó hasta la ciudad Cambaluc o Khan-Balik, la actual Pekín.

Marco Polo y Kublai-Kan:

Mientras Marco permaneció en la corte del emperador, emprendió, por pedido de este, varias misiones en China, los mares de la India, Ceilán, la costa de Coromandel y Malabar, y la región de Cochinchina, aledaña a Camboya. Entre 1277 y 1280 fue nombrado gobernador de la ciudad de Yang-techen y 27 ciudades comprendidas en esa región. Durante una misión, se interno en el Tíbet. Penetro en la provincia de Carajan y después de cabalgar durante 15 días por bosques llenos de fieras salvajes, llego a la gran ciudad de Mien. A su regreso tuvo otra misión en el sudeste de China y visito Coigangui, a orillas del río Amarillo, y la actual Yang-tchen-fu, de la cual fuera después gobernador durante 3 años.

Séquito de boda real con destino a Persia (1292):

Kublai quiso casar una princesa Yuan, Cograta con el ilkan de Persia, compatriota y aliado suyo, y necesitó hombres políglotos que formaran el séquito de honor de la joven dama en su viaje desde China al Asia Anterior, pasando por la India. Los Polo se brindaron a acompañar a la princesa. El emperador no pudo negárselo, puesto que la propia princesa -no se sabe por qué razones- intervino a favor de Marco. Con gran número de cortesanos embarcaron en 1292, desde el puerto de Zaitem, en una lujosa flota de carabelas imperiales y, en tres años que duró el viaje de regreso, conocieron también las islas de Java, Sumatra, Ceilán, y el reino del ilkan de Persia. Cuando estuvieron al este del Indo, en vez de subir hacia Persia se lanzaron hacia el vasto mar de Omán. Allí fueron arrastrados hasta 500 millas de la costa de Arabia y, 1000 millas al sur la flota fue impulsada hacia Madagascar, aunque seguramente sólo oyeron hablar de ella, así como de la costa africana oriental. Pasaron por Zanzíbar y la costa africana, y luego exploraron Abisinia. Siguiendo las costas de Yemen llegaron al puerto de Ormuz y Entregaron a la princesa al hijo del ilkan (éste había fallecido). Aquel viaje a través del océano Indico costó muchas víctimas. Hubo unos 600 muertos debido a la escasez de víveres y al escorbuto; y ello a pesar de que las naves chinas estaban muy bien equipadas y tenían un sistema de alojamiento y aprovisionamiento modélicos. Los tres venecianos bien escoltados siguieron por tierra a Trebizonda, de allí a Constantinopla y después a Negroponto, donde se embarcaron para Europa. Entraron en Venecia en 1295, a 24 años de su partida.

Relatos del viaje:

Dio algunas informaciones acerca del país de Zipangu, el archipiélago japonés, al que Kublai-Kan intentó conquistar. "Los habitantes tienen la piel clara, son cultos y tienen buenas costumbres. Poseen oro en abundancia, ya que las fuentes del país son inagotables; la riqueza del palacio real es fabulosa". Su descripción del "Cipango de oro" fue dos siglos más tarde un estímulo importante para Colón. El mundo no se dejó convencer fácilmente con las descripciones de Marco Polo. La gente se burló de ellas. El hecho de que no encontrara quien lo creyera precisamente en una época en que los relatos de viajes fantásticos eran abundantes fue debido a su sinceridad. La gente estaba dispuesta a aceptar que los autores hablasen de cíclopes, de hombres velludos y de caníbales, pero se resistía a creer en culturas más adelantadas quizá que los estados occidentales. Viajeros posteriores (Montecorvino, Jordanes, Oderich, Marignolli, Schiltberger) confirmaron los datos de Marco Polo.

Portugal:

El conocimiento del Libro de Marco Polo en Portugal data de inicios del siglo XV. Don Pedro, en sus viajes por Europa, obtiene una copia manuscrita en Venecia. Con certeza se sabe que existía una copia en la biblioteca del rey Don Duarte. En el siglo XV la obra del veneciano no tiene gran interés práctico para los navegantes portugueses, además de los proyectos de Colón en busca de Catay. Es después del viaje de Vasco de Gama, cuando se constata la exactitud de muchas informaciones, cuando su venta aumenta. En 1502, Valentim Fernandes publica su primera edición impresa en portugués. La circulación de textos más modernos, como los de Duarte Barbosa y Tomé Pires eclipsan la relevancia de los textos de Marco Polo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario