Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

sábado, 7 de mayo de 2011

Los Asesinatos de Keddie y Los Creepy Crawling



Los años 60/70 fueron años complicados para la juventud. Años de revueltas, de rebeldía contra la sociedad en general y contra los gobernantes en particular. Un exceso desenfrenado de drogas, de sexo, de alcohol. Fueron muchos los acontecimientos que se extendieron sobre todo en Estados Unidos y que motivaron la aparición de extraños sucesos y de una violencia cada vez más descontrolada, como el asesinato de Sharon Tate o los Keddie Murders (asesinatos de Keddie). Charles Manson fue una de las figuras claves y más conocidas de aquel mundo devastador. Un loco, dicen unos, un genio, lo califican otros, pero a fin de cuentas, un asesino que se aprovechó de su locura y de su poder de seducción para arrastrar tras de sí a una serie de jovenes que buscaban su propia identidad y estaban perdidos. Aún en la lejanía, en el tiempo y en el espacio, su largo mano sigue actuando en muchos sitios, a través de la mano de otros como él que creen ver en Manson a un dios y en sus profecías a los resultados de un destino cierto. El creepy crawling es el nombre que se le dio a un macabro “juego” inventado por él. Manson y sus seguidores escapaban por las noches para entrar en casas seleccionadas y cambiarles los muebles de sitio sin que sus propietarios se dieran cuenta en el momento de lo ocurrido, de tal modo que cuando se despertaran y vieran la casa nada estuviera en su lugar. Es de imaginar el horror que debe sentirse saber que se ha estado durmiendo tranquilamente y cuando te levantas te das cuenta de que alguien estuvo en tu casa, o en el peor de los casos, pensar en la presencia de espíritus. Lo peor podía ocurrir en aquellos casos en que, desgraciadamente para los propietarios, éstos se despertaran y pillaran a los crawlers dentro de la casa, porque generalmente no tenían escrúpulos para acabar con ellos de la manera más sangrienta. Aún hoy el motivo exacto por el que ocurrió lo que sucedió en el asesinato de Sharon Tate no se conoce, pero lo que sí se sabe es que aquella noche comenzó como otro juego más, como otro creepy crawling que acabó desembocando en la masacre. Fue su caso más famoso en el que intervino directamente Charles Manson. Pero aún después de encerrado, ese macabro juego sigue haciéndose. Uno de los casos más conocidos y misteriosos es el ocurrido en el pueblo de Keddie, una población idílica situada en Pluma County, en California. Fue el conocido como “Keddie Murder“, o “el asesinato de Keddie“. Corría el año 1981, un 11 de abril, y la pequeña Sheila Sharp, con tan sólo 14 años, se había marchado a pasar la noche a casa de su mejor amiga. Tras divertirse y compartir casa con su amiga, a la mañana siguiente volvió a su cabaña, la nº 28 del Keddie Resort. Lo que encontró allí al entrar fue espeluznante. Al entrar descubrió en el interior, brutalmente asesinados a su madre Glenna, de 36 años, a su hermano John, de 15 y a una amiguita de éste, Dana, de 17. Aterrorizada, la pequeña buscó a su hermanita menor, Tina, que contaba sólo 13 años. No pudo encontrarla. Tina había desaparecido. Los informes policiales contaron que la familia había sido torturada durante casi 10 horas, que les pegaron con martillos y que los acuchillaron. Al ver la posición de los muebles se dieron cuenta de que algunos habían sido cambiados de sitios, y automáticamente se empezó a pensar en nuevo “creepy crawling”. Desgraciadamente, y con mucha probabilidad, los asaltantes habían sido descubiertos antes de acabar, y aquéllo desencadenó la tragedia. El resto lo hizo todo el miedo popular. Se dice que aquel pueblo, antes idílico, está maldito. Muchos de los vecinos se marcharon por miedo e incluso la cabaña nº 28 fue derribada. De Tina nunca más volvió a saberse nada a pesar de las muchas investigaciones, y el misterio continúa sin resolverse…

No hay comentarios:

Publicar un comentario