Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 1 de mayo de 2011

Bóreas, Dios del Viento del Norte


En la mitología griega , Bóreas (en griego Βορέας, ‘viento del norte’ o ‘devorador’) era el dios griego del frío viento del Norte que traía el invierno . Bóreas era muy fuerte y tenía un violento carácter a la par. Los griegos creía que su hogar estaba en Tracia , y tanto Heródoto como Plinio describen una tierra al norte llamada Hiperbórea (‘más allá de Bóreas’) en la que la gente vivía en completa felicidad hasta edades extraordinariamente longevas. También se decía que Bóreas había secuestrado a Oritía , una princesa ateniense , del río Iliso . Oritía era el nombre de una hija de Erecteo y de Praxitea , reyes de Atenas , de la que el dios-viento Bóreas se enamoró ardientemente. El padre de la joven se negó a permitir esta unión, por el frío que reinaba en Tracia , donde vivía el pretendiente, y por el mal recuerdo que los reyes de este país habían dejado en Atenas. Pero lejos de disuadirle, esta negativa aumentó aún más el furor de Bóreas, que levantando terribles torbellinos de viento raptó a la princesa y la trasladó a Tracia, donde reina con él desde entonces. Allí Oritía le hizo padre de dos niños al que luego les saldrían alas, Zetes y Calais , y de dos hijas más: Quione y Cleopatra . Según Platón esta narración evoca un suceso real, cuando una princesa ateniense fue arrojada por el viento al mar, donde murió ahogada. El nombre de Oritía, del griego oros (montaña) y giein (sacrificar), parece hacer refencia a que la joven iba a las montañas a celebrar sus misterios mágicos. Desde entonces, los atenienses veían a Bóreas como un pariente político. Cuando Atenas fue amenazada por Jerjes , la gente rezó a Bóreas, de quien se dice que propició vientos que hundieron 400 barcos persas. Un suceso similar había ocurrido doce años antes, y Heródoto escribe: Ahora no puedo decir si fue esto por lo que realmente los persas fueron sorprendidos anclados por la tormenta, pero los atenienses están bastante seguros de que, al igual que Bóreas les había ayudado antes, igualmente era responsable de lo que ocurrió también en esta ocasión. Y cuando volvieron a casa construyeron al dios un altar junto al río Iliso. Aurora, diosa romana del amanecer; Boreas, dios griego cuyo nombre da origen al viento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario