Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Paititi Un Reino Perdido

Para quienes no lo conozcan Paititi es un reino perdido, los grandes escépticos aseguran que se trata solo de una fantasía, de un refugio psicológico donde los cusqueños suelen depositar la frustración de su derrota. Pero hay muchos otros investigadores que no descartan la posibilidad de que realmente existe Paititi, no obstante han realizado largas travesías en busca de recabar evidencias acerca de la existencia de este lugar.

De acuerdo con relatos antiguos este reino se podría decir que era un conjunto de ciudades conectadas por medio de una red de túneles andinos, los cuales sirvieron como refugio para los sobrevivientes del imperio incaico. De acuerdo con el relato de los Ancianos de los Andes, en este sitio vive el Rey Inca Intipchurrin que significa hijo del sol, quien se dice que aún está reinando en silencio, preparándose para cuando llegue el momento, poder restaurar el interrumpido orden del universo.

Dicha ciudad se encontraba en la naciente de un rio que desembocaba hacia un abismo, mostrando una exótica cascada. Donde las montañas atravesaban de un lugar a otro por medio de las profundas cavernas con sus diversas ramificaciones.

Este laberinto natural pertenecía a una parte de lo que era conocido como santuario por los lugareños, dentro de las grietas los antiguos escritos mencionaban el avistamiento sobre unos hombres altos vestidos con túnicas blancas, que eran los primeros guardianes llamados Paco-Pacuris quienes fueron los sobrevivientes de una civilización altamente desarrollada la cual se habría extendido en el pasado, a lo largo de la región amazónica desde la vertiente de la cordillera oriental, recorriendo por los ríos Madre de Dios y Beni en Bolivia, sin embargo tiempo después fueron arrastradas por inundaciones colosales provocadas por las desglaciaciones.

La ciudad construida se llamaba Paiquinquin Qosgo, traducido como “La Ciudad Gemela al Cuzco”, esta se encontraba al final de un cañón remoto, en un valle con forma de cono volcánico, además de un clima propio.

El misionero Francisco De Cale (1686) señala que para llegar a Paititi, debe ser un viaje de 5 días de marcha, tomando como punto de partida el Cuzco. La gran Serpiente Amaru-Mayo, era el nombre antiguo de “Madre de Dios”. Esta se encuenta en una región temida por los quechuas, un supuesto ofidio con proporciones colosales, reconocido como un dios, cuyo cauce es alimentado por decena de ríos. Desde Apucantiti es una montaña donde comienza el legendario valle prohibido de “La Luna Azul” un refugio de los Amaru o conocidos como “hombres serpientes” los cuales emigraron hace más de 500 años, por la caída catastrófica del imperio del sol.

Debes saber que esta región, es uno de los fabulosos países de América a nivel cultural, la cual despertó la codicia de los conquistadores en su época.

El arqueólogo Mario Polia de origen peruano, quien cuenta con más de 30 años estudiando las civilizaciones prehispánicas del Perú, hizo un hallazgo impresionante, en el Vaticano encontró antiguos documentos de sacerdotes misioneros jesuitas, quienes aseguraban que se habían relacionado en el silgo XVI con gente originaria de la región Paititi.
Durante el siglo XVII, la historia sobre el reino de Paititi, pasó desapercibida, sin embargo no fue hasta los años 1700 que resurgirían comentarios sobre su existencia, dándose más fuerte en el Cuzco.

Tiempo después, más específico, sobre el silgo XIX, el Gran Paititi, fue relacionado con “El Dorado”, se tenía una visión de esconder tesoros y grandes riquezas en él, no obstante atrajo a nuevas expediciones. El norteamericano Hiran Bingham, le fue otorgado la cantidad de 10,000 dólares el 4 de abril de 1912, por parte de National Geographic Society, tras encontrar la legendaria ciudad perdida de Machu Pichu, cuando originalmente él estaba buscando el reino de Paititi. Dentro de esa misma dirección, en el año 1921 el sacerdote Vicente Cenita Goya, descubrió petroglifos escritos en una inmensa roca de 11 metros de largo por 2 de ancho en la selva de Pusharo-Cuzco, sustentaba que se trataba de vestigios de una civilización de la cual no se tenía noticia alguna.

Un año después, dentro de la misma zona, el coronel inglés Percy Fawcett junto con su hijo Jack, fueron brutalmente asesinados por los selváticos, solo por pretender ingresar a ella.

Evidencias sobre Paititi
Debes saber que existen crónicas españolas donde relatan que Paititi fue construido y habitado tras la derrota del Imperio Incaico. El cronista Maúrtua, nos relata que tras ser conquistado el Cuzco, uno de sus habitantes había sido interrogado por españoles, le habían pedido información acerca de donde estaba el Inca, el habitante solo mencionó que el Inca junto con la corona y otros tesoros estaban en la unión del rió Paititi con el rió Pamara, cuyos sitios perdidos con el paso del tiempo.

Existe un antiguo mapa elaborado durante el siglo XVII, en el museo eclesiástico del Cuzco, el cual ha sido traducido del quechua por unos misioneros jesuitas. En el fondo del mapa se puede apreciar unos ríos y montañas dibujados, alrededor del mismo, se encuentra unos textos que dicen “Corazón del Corazón, tierra India del Paititi” y en la parte inferior derecha dice; “Aquí puede verse el color del canto de los pájaros invisibles” mencionadas frases crípticas son las que forman parte de la leyenda, hoy en día más de diez expediciones se han llevado a cabo sin tener éxito alguno sobre el hallazgo de este majestuoso y mítico reino. 

Cabe destacar que todo avión o helicóptero que sobre vuelan la zona, sufren de extrañas fallas mecánicas o repentinos cambios de tiempo. Incluso las fotografías por satélites siempre muestran que el lugar cuenta con espesas nubes, es un área que tiene una especial anomalía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada