Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 7 de mayo de 2017

Leyenda Sobre La Fuerza y La Astucia De Los Mapuches



Un padre con 2 niños buscaron pepas de pinos es sorprendido de una tempestad. Vino un diluvio y buscando una salida el padre cayó y desapareció en el diluvio. Un puma y una zorra encontraban a los 2 niños y les cuidaron, y así los elementos del puma y de la zorra son de los mapuches.

Cuentan los más viejos que un día un mapuche del llano llevó a sus hijos - una niña y un niño - a recoger piñones (pepas de la araucania) para el invierno. En eso estaban, cuando, de repente, sobrevino un cataclismo (cambio de tiempo abrupto) de fuertes vientos y lluvia. El mar empezó a crecer (p.257) y los ríos a desbordarse. 

Las aguas subieron hasta una roca que servía para guarecer (salvar) a la aterrada familia. No había más que esperar a que las aguas bajasen un poco para volver al hogar. El padre, en su afán (búsqueda) por encontrar una salida, resbaló y cayó en el abismo, y desapareció para siempre. Los niños quedaron solos, y no hacían más que llorar y pedir ayuda.

Poco después, un enorme árbol se desprendió (se soltó) del suelo y, al golpear en la granítica pared, una zorra y un puma saltaron del tronco a la roca donde estaban los niños. Nada hicieron contra los niños muertos de miedo. Al bajar las aguas, las fieras tenían tanta hambre, que tuvieron intención de devorar a los dos niños. Pero eran tan pequeños y lloraban tanto, que se compadecieron (tenían piedad) de ellos. 

El puma los cargó en su lomo (espalda) y los llevó a su cueva, donde ambos carnívoros los alimentaron con el producto de sus cacerías (cazas). Con el tiempo, los cuatro comenzaron a tener una vida en común. De allí surge que los mapuches adquirieron la fuerza del puma y la astucia de la zorra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario