Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 7 de mayo de 2017

Leyenda Del Lago Musters



Un prado cerca del lago Musters (en Patagonia) fue muy fértil, pero fue un año seco y todo lo que no tomó la fuga murió. Así los mapuches organizaron una fiesta de futuro (Nguillatun) y inició una inundación y todos murieron en el agua y el prado se convirtió en un lago profundo. Los mapuches de hoy solo caminan al borde del lago sin verlo así no va a ser inundación más. O: fueron dos tribus serranos y la tribu del prado del lago Musters venció pero fueron maldiciones que inundaron toda la región del lago Musters y todos murieron en el agua. Y el lago canta de eso hasta hoy.

Cuentan los mapuches más ancianos que sus abuelos les contaron que en el lugar donde está el lago Musters había un gran mallín (prado) con abundante pasto y animales para cazar. Así fue durante mucho tiempo, pero llegó un año de sequía absoluta. Los fuertes vientos sólo levantaban la polvareda de la (p.258) tierra reseca. Los animales que no podían huir (tomar la fuga) morían de sed. Los guanacos y ñandúes (especie de avestruz) escapaban hacia los valles húmedos de la cordillera. No había nada para cazar. Los mapuches se morían de hambre.

Entonces, decidieron juntar a todas las tribus vecinas para ofrecerle a Nguenechen (creador del mundo) un gran Nguillatun (fiesta para un futuro bueno) para pedirle lluvias. Cuentan que cuando estaban realizando la ceremonia se desató (inició) una terrible tormenta. Una gran corriente inundó el mallín y las aguas alcanzaron una altura impresionante. Todos comenzaron a huir despavoridos, pero fue inútil. Los mapuches allí reunidos se ahogaron. Nadie se salvó. Desde entonces, el mallín quedó convertido en un lago muy profundo.

A veces, el lago se enoja y sus olas braman (son fuertes), pudiéndose escuchar su ruido a gran distancia. Las mujeres mapuches se acercan al lago con un gran respeto: lo hacen caminando de espaldas sin darle la cara para que no se enoje como ese día en que mató a todos esos mapuches.

Otra versión cuenta que en las sierras de San Bernardo vivía una tribu enemiga de otra tribu que habitaba unos mallines - donde actualmente está el lago Musters - con abundante caza. Ambas tribus se entablaron (iniciaron) en una atroz batalla de la que resultaron derrotados los aborígenes de las sierras. Pero todo no quedó allí: los machis (chamanes) de la tribu vencida les propinaron (regalaron) una terrible maldición a los del mallín. Al llegar el invierno, un gran caudal (cantidad) de agua descendió de la cordillera y ahogó a la tribu enemiga.

De esa manera se cumplió la maldición. Los miles y miles de mapuches sepultados (enterrados) bajo las aguas hacen que el lago brame con sus gritos de dolor y desesperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario