Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Leyenda del Pueblo Fantasma del Lago Angikuni

Un grupo semi nómada Inuit, decidió establecerse junto al lago Angikuni, a orillas del río Kazan en la región de Nunavut (Canadá), debido a la abundante pesca del lago y la rocosa costa que les brindaba refugio, parecía un buen lugar para un campamento permanente, sin embargo, esto los llevaría a formar parte de uno de los más grandes misterios, que desde 1930 (año en el que se desarrollaron los hechos) hasta el día de hoy no ha podido ser esclarecido y que involucra la desaparición de más de 1200 personas.

Todo empezó cuando Joe Labelle, un cazador canadiense, se vio sorprendido por una tormenta mientras recorría las tierras de los inuit y decidió protegerse en el poblado, en el cual ya había estado anteriormente. Al acercarse, un extraño temor invadió su cuerpo, convirtiéndose de a poco en pavor que le incitaba a huir del lugar, pues se percibía algo raro en el ambiente; estaba todo el completo silencio, no se escuchaban los acostumbrados ladridos de los perros, y las calles se veían totalmente vacías.

Tal soledad, lo llenó de miedo y angustia, por lo que empezó a gritar, sin obtener respuesta alguna, luego entró en unas cuantas casas, en las que no pudo encontrar ni un alma. Pensó entonces que los Inuit habían abandonado el lugar, pero desechó la teoría de inmediato, porque los rifles, trineos y kayaks seguían en sus lugares de costumbre, los pobladores no habrían podido irse sin ellos. Mas escalofriante aun, cuando revisó por completo el asentamiento, descubrió horrorizado que todas las tumbas de su cementerio estaban abiertas, y no había tampoco rastros de los muertos que descansaron en ellas.

No perdió tiempo, comunicó a través del telégrafo lo que vio, y la Real Policía Montada de Canadá, envió varios grupos policiacos a investigar, a su llegada, no pudieron más que confirmar lo que el hombre dijo, no había signos de violencia, ni huellas que indicaran su destino, solo encontraron restos de los perros que murieron por estar atados y platos medio cocinados, como si hubiesen sido sorprendidos en medio de la cena.

Entre las posibles teorías que se manejan, se habla de la ira del Demonio, que reclamó sus almas, llevándose tanto a vivos como a muertos, por eso no tuvieron tiempo de nada, ni se encontraron huellas, porque simplemente se desvanecieron…

La segunda teoría maneja la posibilidad de una abducción extraterrestre masiva, pues Arnand Laurent, otro cazador que habitaba en las cercanías, vio junto a sus dos hijos un objeto luminoso cruzando el cielo a toda velocidad, directo al pueblo a orillas del lago. Quiso acercarse, pero el miedo a lo desconocido fue mayor, obligándolo a volver a su cabaña. Días después, un par de miembros de la policía montada se entrevistaron con Laurent, después de escuchar lo sucedido, no volvieron a preguntar al respecto, e intentaron por años encontrar una explicación al suceso, pero sin lograrlo.

Un misterio sin resolver, que sirvió de inspiración para que el novelista Dean R. Kootz escribiera su best-seller Fantasmas, llevado posteriormente al cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario