Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

viernes, 1 de diciembre de 2017

En tu espalda Leyenda de terror

En Japón está socialmente aceptada la creencia en los fantasmas, en su cultura, estos son espíritus apartados de forma violenta de su vida pacífica o aquellos que no recibieron una ceremonia funeraria adecuada, también provienen de quienes cometieron seppuku o harakiri (suicidio).

Aunque en muchas culturas se tienen relatos, historias y leyendas que involucran eventos paranormales o seres de ultratumba, existen pocos en el mundo que tengan una relación tan directa en los asuntos de los vivos como los tienen los fantasmas japoneses, ya que estos van y vienen, interviniendo en la vida de las personas con mucha naturalidad, como nos cuenta la siguiente historia.

Comienza con un joven matrimonio y su pequeño hijo; los padres discutían muy a menudo, las peleas eran un evento casi diario y cada vez eran más duras.

Uno de esos días, en un ataque de rabia, el hombre mató a su esposa sin contemplación, después escondió el cadáver, son toda naturalidad y borró las huellas del crimen. No hubo sospecha alguna de lo ocurrido, sin embargo, el asesino si notaba algo raro, pues su hijo no echaba de menos a la madre, ni siquiera había mencionado su ausencia.

Así que tuvo que interrogarlo:

—Hijo, ¿Por qué no preguntas por tu madre? —dijo el hombre muy consternado—Todos los niños desean que su madre este con ellos, debes decirme si algo te preocupa.

—No papá, no pasa nada, estoy bien. Solo tengo curiosidad por saber porque mamá esta siempre trepada en tu espalda…

No hay comentarios:

Publicar un comentario