Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Leyenda Del Perro Familiar

Una fábrica de un barrio precario argentino, reporta un desaparecido anualmente. Uno de los vigilantes asegura que en cierta ocasión escuchó un gruñido y al asomarse por la ventana, vio un perro de tamaño descomunal, de enormes y rojos ojos. Se dice que este es “El Perro Familiar”, que el dueño hizo un pacto con el Diablo para evitar ser atracado, y le ofrenda uno de sus empleados cada año.

Este relato se relaciona con la leyenda de los Pueblos Azucareros del Norte Argentino, que cuenta sobre un pacto entre los dueños de los ingenios y el Diablo, en el cual se comprometían a entregar un peón anualmente a cambio de prosperidad y riqueza.

Quien salía a buscar ese peón era El Familiar, un enorme perro negro como la muerte y feroz como todo el mal del mundo. Sus ojos desprendían llamaradas de fuego y sus garras tenían la fuerza de mil hombres, también arrastraba unas largas cadenas. Poseía un hambre que sólo se saciaba con el peón prometido. En caso de no cumplir la cuota, el mismo patrón podía acabar devorado.

Los dueños tenían en la fábrica un cuarto oculto donde vivía el Familiar. Allí enviaban a la gente a buscar herramientas; pero ninguno de los que entraba volvía a salir.

Cuando algún trabajador encontraba la muerte, se decía que había sido el Familiar que andaba con hambre y que el año sería más provechoso para el dueño. También este perro se tragaba a los trabajadores que hacían discordia.

Si el propietario del ingenio moría sin pasar el secreto el Familiar moría de hambre y desaparecía llevándose la fortuna y dejando a la familia maldita.

No hay manera de matar al Familiar, pero se puede escapar de él, llevando un rosario colgando y una cruz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario