Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Buscan a Esta Niña Fantasma en Rusia

El Museo de Krasnoyarsk se encuentra abocado a una investigación que, de momento, parece conducir a un callejón sin salida. Lo que se pretende es averiguar la identidad de una niña que aparece en decenas de fotos tomadas en esa ciudad y alrededores en la primera década del siglo XX.

La "chica de aspecto adinerado" puede verse en fotos que en su tiempo llegaron a ser usadas como postales o en afiches, y todas tienen dos elementos en común: la niña nunca aparece como sujeto principal de la imagen, y en todas se la ve en la misma postura y con una mirada más bien triste.

Hasta ahora, los investigadores trabajan sobre la hipótesis de que la niña -de entre 8 y 10 años- formara parte de una familia acaudalada proveniente de la Rusia occidental, ya que durante cierto tiempo la ciudad fue refugio de sectores conservadores ante el avance bolchevique. De ser así, probablemente la familia de la chica huyera definitivamente de Rusia, por lo que su identidad, dicen, debería buscarse en América o Europa.

Evidentemente, la pequeña siempre estuvo allí, en las fotos, pero sólo las revisiones recientes del material de archivo usando nuevas tecnologías, hicieron que los ojos de los funcionarios del museo repararan en ella.

En una de las fotos, la pequeña aparece en una azotea desde la que se ve el puente de ferrocarril de la ciudad, estructura enorme y muy conocida en la región. Inaugurado en 1899, el puente permitía al ferrocarril transiberiano cruzar el río Yenisei. En otras tomas, aparece junto a la fachada de un colegio religioso junto a otros niños y adultos.

Hasta hace poco, los investigadores creían que la niña vestía la misma ropa en las veinticuatro imágenes en las que se la ha localizado hasta ahora. Pero según informa Siberian Times, un análisis más detallado reveló lo contrario.

"Fue el uso de equipos modernos lo que no permitió encontrarla en esas fotos antiguas", explica Ilya Kuklinsky, investigador principal del Museo.

"En muchas de las fotos ella no es más un detalle menor, una figura marginal, pero cuando usamos zoom sobre esas viejas imágenes amarillentas, la vimos bien, con todos los pormenores de su atuendo y su peinado", agrega.

Esto les permitió comprobar que si bien en todas las fotos tiene el mismo "look", la ropa que viste es distinta, lo que confirma lo que los analistas ya habían señalado: las fotos datan de entre 1906 y 1908 y no fueron tomadas en un mismo día.

"Se la ve con distintas botas y medias, y hay otras diferencias en su indumentaria, pero siempre está en la misma postura y con idéntica expresión, lo que refuerza nuestras principales dudas: ¿Quién es y por qué está allí?"

A pesar de que en la ciudad se conservan completos registros de los fotógrafos activos en aquellos tiempos, hasta ahora no se ha podido identificar al autor.

Varias de las imágenes están marcadas con las iniciales F.E.A, lo que sin duda puede ser un indicio valioso, aunque las letras no coinciden con el nombre de ningún fotógrafo aficionado o profesional conocido en la época.

Algunas de las fotos llegaron al museo como parte de una colección perteneciente a Nikolai Grigorovskiy, dueño de una librería en Krasnoyarsk en tiempos anteriores a la revolución bolchevique. Otra de las piezas, un negativo sobre vidrio, estaba en la colección del conocido fotógrafo Ludwig Yulyevich Wonago. En este cao tampoco coinciden las iniciales, y en este punto surge otra duda ¿Esas letras son las iniciales del fotógrafo, del cliente o simplemente tienen otro significado?

Algunos de los investigadores convocados por el museo suponen que el autor quizá fuera un aficionado, en tiempos en los que la fotografía era un pasatiempo bastante extendido entre las clases altas.

"Creemos que la niña puede ser la hija del fotógrafo, o alguien de su familia, pero nada sabemos a ciencia cierta, ya que no tenemos el nombre de ella ni del autor", lamenta Kuklinsky.

Los archivistas del museo han bautizado oficiosamente la colección como "la de la niña fantasma" y se empeñan en resolver el misterio, ya que consideran que esa chica es "una especie de marca" de la ciudad.


"Resulta muy extraño que nadie se haya fijado antes en ella, porque algunas de esas fotos se usaron como ilustraciones de publicaciones, y hasta en carteles", recuerda el investigador, quien entiende que si de verdad era una niña perteneciente a una familia rica, resultaría muy probable la hipótesis de que haya escapado al extranjero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario