Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

martes, 5 de junio de 2012

Agitación del Océano

Un día todos los dioses de la India se reunieron en el monte Meru, el ombligo del mundo, para discutir cómo harían para obtener el amrita elixir de la inmortalidad, que se hallaba escondido en las profundidades del océano.

Ante la sugerencia de Visnú, deciden agitarlo y utilizan a Vasuki, la serpiente, como cuerda, y al monte Mnandara, situado sobre una tortuga, como paleta.

Los Deva, los dioses amables con la humanidad, tomaron a Vasuki por un extremo, y los Asura (o anti dioses) lo hicieron por el otro. Según tiraban, la paleta daba vueltas para uno u otro lado, agitando el océano que de pronto, se hizo lechoso y se convirtió en manteca.

Los dioses continuaron batiendo esta peculiar mezcla y lentamente surgieron catroce cosas preciosas: entre ellas, el sol, la luna, Lakshmi (esposa de Visnú) y finalmente, Dhanvantari, el médico del fios, llevando el amrita.

Los Deva y los Asura querían probarlo a toda costa, pero Visnú engañó a los Asura para que no lo hicieran. Tan solo Rahu ("el que agarra") una suerte de demonio, bebió un sorbo. Pero para impedir que alcanzara la inmortalidad, Visnú le cortó la cabeza. Sin embargo, siguió siendo inmortal y le declaró la guerra a Soma, el dios de la Luna, al cual se tragó y regurgitó varias veces, en un intento por hallar más elixir de la inmortalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario