Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 5 de noviembre de 2017

El Túnel De La Muerte

Philip Adrian Booth pretendía usar en su cinta “Death Tunnel” la leyenda de terror que circula alrededor del sanatorio Waverly Hills, pero seguramente no imaginó que durante sus grabaciones se encontraría con algunas sorpresas… nada más podría esperarse si ¡se metió en el verdadero Túnel de la muerte!, uno de los lugares más terroríficos del mundo.

Se dice que solamente se grabaron algunas psicofonías involuntarias, las cuales decían: “Lárguense de aquí”, “Nooo” o “¿Qué clase de hospital es este?” . Pero seguramente si se revisa la cinta detenidamente, más de uno notará actores extra.

Y es que la historia del lugar, se teje por sí sola, el túnel de la muerte es parte del famoso hospital del horror Waverly Hills, fue usado para transportar los cadáveres de los enfermos de tuberculosis que morían diariamente en las instalaciones. Los cuerpos eran apilados en un vagón que se movía sobre unos rieles, a través de una colina, hasta llegar a la morgue y el crematorio.

La plaga blanca se cobró 63.000 vidas en Kentucky, a razón de una muerte por hora. Además habría que sumarle los decesos que los propios médicos causaron practicando sus operaciones experimentales en las que solo un 5% por ciento sobrevivía, ni que decir de aquellos que no resistieron las terapias de electroshock que también eran comunes en este centro.

Muchas personas fueron al oscuro y frio hospital solamente a morir…y ser desechados a través del túnel.

Se dice que a pesar de estar abandonado hace un par de décadas, el hospital sigue albergando pacientes, o al menos las almas de ellos, que aparecen ante los curiosos visitantes. Este lugar quedó lleno de energía, la cantidad de cadáveres que transitaron por ahí fue descomunal, hoy en día pueden sentirse en el presencias, se ven sombras, entes oscuros, se escuchan voces, lamentos, y arañazos que acompañan cada paso…

No hay comentarios:

Publicar un comentario