Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

miércoles, 16 de mayo de 2012

La Mitología De Los Titanes


Gea, la diosa de la Madre Tierra, creó a Urano, el dios del cielo, y se apareó con él, dando lugar a los primeros seres inmortales: los titanes. Los doce titanes estaban divididos a partes iguales entre varones (Jápeto, Hiperión, Océano, Ceo, Crio y Cronos) y hembras (Febe, Rea, Tía, Mnemósine, Tetis y Temis). Además, Gea alumbró otras criaturas, entre ellas los cíclopes y los hecatónquiros (gigantes con cien manos).

No obstante, Urano odiaba a los hijos de Gea y los ocultó en la Madre Tierra, causándole gran dolor y sufrimiento. Cronos, el más joven de los titanes, destronó finalmente a su padre y liberó a sus hermanos, aunque mantuvo a las otras criaturas cautivas. Entonces, los titanes y sus vástagos (incluidos Prometeo, Atlas, Hécate, Selene y Helios) reinaron sobre el universo. En aquella época surgió la raza humana y se fundó la Atlántida. Sin embargo, no todo era armonía.

Cronos tomó a su hermana Rea por esposa. Por temor a una profecía que rezaba que sus propios vástagos le destronarían, al igual que él había hecho con Urano, Cronos se comía a sus hijos conforme nacían. Cuando Rea alumbró de madrugada a su sexto hijo, Zeus, engañó a Cronos dándole una piedra para que se la tragara. Confiado a Gea hasta que creciera, Zeus regresó y obligó a Cronos a regurgitar sus cinco hermanos mayores (y la piedra).

Entonces, se desencadenó una guerra, llamada Titanomaquia, de Zeus y su generación contra muchos de los titanes mayores. A petición de Gea y para ayudar a su causa, Zeus liberó a los cíclopes, que forjaron los rayos de Zeus, el casco de invisibilidad de Hades y el tridente de Poseidón. La lucha no cesó en diez años, y la Tierra tembló y ardió con las descomunales rocas que impactaban en ella y por los rayos que abrasaban los bosques. Hay quienes aseguran que la Atlántida fue destruida durante esta lucha, tal vez por ponerse de parte de los titanes contra los aliados de Zeus.

Cuando se aproximaba el punto culminante de la guerra, Zeus recordó los deseos de Gea y volvió al Inframundo para liberar a los hecatónquiros. Enloquecidos debido a su largo cautiverio en las mazmorras de los titanes, primero Urano y luego Cronos, provocaron una tormenta de piedras que terminó con la guerra. Zeus condenó al Tártaro a los titanes que habían luchado contra él, y los cíclopes crearon una serie de puertas y muros para contenerlos. Asimismo, Zeus nombró a los hecatónquiros sus guardias. Zeus y su generación tomaron el poder sobre el universo y reinaron desde el Olimpo.

Por tanto, todos los dioses del universo eran la progenie de los titanes y reinarían en paz sólo mientras éstos continuaran cautivos. Pero en el mundo quedaron los mortales y los inmortales que continuaron planeando su venganza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario