Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 7 de enero de 2018

La salud del cuerpo y del alma, según los indígenas.

En su habitación, coloque la cabecera de la cama hacia el norte, no deje los zapatos adentro, use cobijas y pijama de algodón, retire los aparatos electrónicos y los objetos elaborados con materiales industrializados, garantice buena luz y ventilación en el día y obtendrá en la noche un espacio para descansar en plenitud, complementar un buen vivir y evitar enfermedades.

La “madre tierra” tiene sus polos magnéticos. El positivo está al norte y el negativo al sur. Si duerme con la cabeza hacia el sur sus días serán erráticos y sentirá cansancio, debe tener limpio el campo áurico, sin contaminación electromagnética de aparatos que absorben la energía y contaminan los cuerpos de radiación que debilita y enferma. Y no use cobijas ni pijamas sintéticas, pues aíslan la energía vital.

En su ambiente cuide el agua, que “no es sólo un símbolo de vida, sino la vida misma, la sangre de nuestra tierra”, viva en equilibrio con la naturaleza y “valore el lugar de la mujer como garante de la vida, transmisora de la cultura y cuidadora de la sabiduría y salud de nuestros pueblos”.

Esas son algunas de las enseñanzas que trajeron al Primer Encuentro Internacional de Culturas Andinas de Pasto chamanes, abuelas y abuelos, mamos y mamas, médicos y médicas tradicionales, taitas, sabedores de la cultura ancestral y guías espirituales representantes de los pueblos originarios americanos reunidos entre el 12 y el 22 de agosto  en la capital de Nariño, Colombia.

Enfermedades del alma

La limpieza, el orden, la alimentación natural, la energía del sol y la fuerza de la tierra, el agua pura y alejar las entidades dañinas son fundamentales para la buena salud, que no es vivir mucho tiempo, sino vivir bien, sin afecciones, ni dolencias, ni suciedades en la sangre que también producen las enfermedades del alma.

Para el guanés Arturo Benitez, líder de un grupo establecido entre Charalá (Santander del Sur) y Duitama (Boyacá) y Charalá, llamado Leengavoov, no se debe compartir platos ni cubiertos, menos el cepillo de dientes, ni sentarse en cualquier parte porque los microbios, las entidades malignas y las larvas cósmicas están siempre al acecho.

El chamán Humberto Piauaje, de la comunidad amazónica distribuida en las riberas de los ríos Putumayo, Piñuña Blanco y Cuehembi, en la frontera con Ecuador, recomienda calzado liviano y evitar materiales que aíslan la energía vital que emana la tierra, porque al contacto con ella sale la mala energía y entra la buena.

Leengavoov afirma que las larvas cósmicas, que son invisibles, están buscando cuerpos vivos para invadir, y que por eso “nunca, jamás”, se coma un alimento que haya caído al piso porque “a la boca llegan entidades microscópicas, larvas que superviven al nivel de los tobillos, y ensucian la sangre: en la sangre está el alma y por eso hay que evitar que se ensucie. Si está sucia la sangre está sucia el alma”

En la respiración está la misma vida

El arhuaco Benerexa Márquez agrega que “en la respiración está la misma vida”, por lo que hay que respirar de manera adecuada, “tomar el aire por la nariz y sacarlo por la boca, con tranquilidad, casi al ritmo cardiaco, y empezará a tener salud y a generar mayor dinamismo y conocimiento. El aire es vital”.

Hacer mucho ejercicio, pero nunca dejar que el sudor se seque en el cuerpo, porque son toxinas que vuelven a entrar al cuerpo si no se limpian, y no usar ropa sucia ni tampoco sintética porque aísla de la naturaleza y del cosmos.

El ambiente donde habita debe ser de tranquilidad, sin ruidos, el ruido contamina. Los aparatos electrónicos y los aparatos celulares absorben la energía buena e invaden los cuerpos con radiaciones.

“La suciedad atrae larvas astrales, etéreas, sutiles que viven en una dimensión paralela, vibrando a la frecuencia de las personas y cuando entran al cuerpo las larvas se tornan enfermedades o entidades, espíritus malignos o ciegos. Es energía que pulula en lo astral y busca donde vivir y los cuerpos humanos son donde mejor viven”.

La noción de bienestar en el mundo indígena, está en cierta forma vinculada a la idea del sentirse bien como resultado de un estar cómodo en una territorialidad propia. Pero esto sólo es posible en la medida que el individuo o la familia ejerce un estado de vida sin que se limite su acción, su decisión, su contacto y su desplazamiento, es decir, implica un estado de libertad, por tanto, más que la comodidad material del espacio domiciliario, es un estar cómodo de la subjetividad en su territorialidad.

Es un bienestar generado por la buena convivencia con el entorno ecológico y social y no así estrictamente económico, y las condiciones las proporciona el territorio con sus recursos y sus habitantes con sus prácticas socioculturales.

Las malas vibraciones, la envidia, la negatividad, la depresión y oscuridad de mentes y almas de los demás podían adherirse como una melaza pegajosa a nuestro aura con “malos espíritus”, entidades desencarnadas que pululan por ahí perturbándonos, enfermándonos, llevándonos a pelearnos con nuestros seres queridos, confundiéndonos para que tomemos decisiones equivocadas en la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario