Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

sábado, 1 de diciembre de 2012

La Leyenda de María Pérez, La Varona



Cuenta una famosa leyenda soriana, que allá por el siglo XII existió una singular mujer, de nombre María Pérez de Villanañe, que vestida de hombre guerreó con valor junto a sus hermanos, luchó contra los musulmanes, tomó partido por su reina Urraca de Castilla y venció en un combate al rey de Aragón, Alfonso I el Batallador, en los campos de Barahona. Cuando se conoció su verdadero sexo, la apodaron la " Varona de Castilla “ y dejó las armas al casarse con un infante y fundar una familia.

María era una mujer muy corpulenta, que no tuvo reparos en vestir y adoptar el papel de un hombre para formar parte de las filas militares en plena reconquista. Montaba a caballo al estilo masculino y era muy diestra en el manejo de las armas. Ella no era un modelo de austeridad. Aunque virtuosa y honesta, la condición de su alma y las exigencias de su fisiología, le imponían un régimen de comidas abundantes y de grandes libaciones. Dícese de ella que devoraba medio carnero asado sobre las ascuas del pino y libaba un cántaro de vino sin que le alterase la condición moral este exceso.


El momento histórico se sitúa en el año 1109, durante las guerras entre Castilla y Aragón. Castilla defendía a la reina Urraca y a su heredero Alfonso VII, mientras que Aragón defendía a su rey Alfonso I. Los hermanos de María luchaban a favor del rey castellano, Alfonso VII, y acudieron a Barahona para defender sus colores, pero no sabían donde dejar ni con quien a María durante su ausencia. Ella se vistió con armadura y quiso ir a luchar con ellos. Tras la reyerta se produjo cierta dispersión entre las tropas y María, sola, en la penumbra de la tarde, se topó con otro despistado: Alfonso el Batallador. María llevaba el rostro cubierto con la celada, como lo muestra luego la estatua heráldica que todavía se puede observar en su posesión de Villanañe, y así luchó contra el aragonés, partiéndosele la espada, pese a lo cual, fue tan grande su valor, que venció a su oponente y le hizo prisionero. Admirado, el rey aragonés, le dijo: Habéis obrado, no como débil mujer, sino como fuerte varón y debéis llamaros Varona, vos y vuestros descendientes, y en memoria de esta hazaña usaréis las armas de Aragón.

La vida de María Pérez, que algunos hacen descender directamente del conde castellano Fernán González, no terminó con su gesta de armas. Se dice que después mandó construir un puente y varias casas, una iglesia y un magnífico palacio en la localidad palentina de Dueñas. Es tradición que anduvo por la Rioja, donde levantó memoria, antes de casarse con el infante Don Vela ( hermano de tres reyes de Aragón: Pedro I, Alfonso I y Ramiro El Monje ). Del matrimonio entre María y Vela nació Rodrigo Varona, el primero de la estirpe. Al morir su esposo decidió pasar sus últimos días en un convento y se retiró al de Oña, Burgos, donde murió a los setenta y tres años de edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario