Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

miércoles, 1 de junio de 2016

El Curioso e Histórico Origen De La Expresión Dormir Bajo El Ángel

A través del apartado de contacto, Manuel León me consulta sobre la expresión ‘Dormir bajo el ángel’ que escuchaba decir a menudo a su abuelo hace ya bastantes años, pero no recuerda en qué contexto la decía y cuál es su significado.

Quizás hoy en día está en desuso pero durante muchísimo tiempo la expresión ‘Dormir bajo el ángel’ fue ampliamente utilizada para referirse a aquel que debía pasar la noche en el cuartelillo (o una temporada en la cárcel) porque había sido detenido. Frases como ‘A Fulano lo han cogido robando y va a dormir bajo el ángel’, ‘Como te pille la policía acabarás durmiendo bajo el ángel’ eran de uso común sobre todo entre los habitantes de Madrid (aunque con los años se extendió a gran parte de España) debido a que fue en la Corte y Villa del siglo XVII donde se originó y puso de moda esta expresión.

Durante el reinado de Felipe IV se levantó junto a la Plaza Mayor (en pleno Madrid de los Austrias), un regio y monumental edificio que desde aquel momento debía ser la sede de la Sala de Alcaldes de la Casa y Corte (recordad que, tal y como expliqué en otro post, el término ‘alcalde’ significa ‘el juez’).

Además de ser el lugar donde se redactaban las leyes y ordenanzas de la ciudad (una mezcla entre ayuntamiento y juzgado), también albergaba la cárcel de la Corte, en la que eran encerrados en sus calabozos los detenidos de la época.

Coronando la fachada de la entrada principal de este edificio, el arquitecto Juan Gómez de Mora colocó una estatua que representaba al Arcángel Miguel, motivo por el que rápidamente, entre los habitantes de Madrid, comenzó a surgir chascarrillos como que en aquel lugar quien era encerrado dormía -o tenia que dormir- bajo el ángel (en clara referencia a la mencionada estatua).

También era común escuchar que los presos de la cárcel de la Corte en el fondo eran unos privilegiados (en comparación a presidiarios de otras prisiones) al poder estar hospedados en un edificio que estaba más cercano a ser un palacio para príncipes que una cárcel para criminales (tal y como describió el famoso mercante inglés Robert Bargrave en 1654).


El edificio, que pasó a ser conocido como el Palacio de Santa Cruz, albergó la cárcel de la Corte hasta 1767, año en el que fue trasladada a un edificio contiguo. En la actualidad dicho lugar alberga la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada